LO MÁS NUEVO

Dicen que Trump sí condenó



CHARLOTTESVILLE.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, intentó ayer calmar las críticas por su respuesta a los disturbios de sábado, en la que condenó la violencia de ambas partes, en lugar de censurar directamente a los supremacistas blancos que marcharon por Charlottesville, Virginia.

La Casa Blanca tuvo que salir al paso para aclarar las palabras de Trump. “El Presidente dijo de la forma más enérgica en sus declaraciones de ayer (sábado) que condena todas las formas de violencia, fanatismo y odio. Esto incluye evidentemente a supremacistas blancos, neonazis, el Ku Klux Klan (KKK) y todo tipo de grupos extremistas”, señaló un portavoz en un comunicado.

Las palabras de Trump levantaron una ola de críticas, porque los estadunidenses esperaban una condena contra los movimientos radicales.

Trump fue criticado incluso por miembros de su propio campo republicano. El senador de Florida, Marco Rubio, opinó que sería “muy importante” escuchar al Presidente “describir los eventos en Charlottesville por lo que fueron: un ataque terrorista de supremacistas blancos”.

En tanto, el sitio web neonazi Daily Stormer alabó a Trump, afirmando que sus comentarios “fueron buenos, no nos atacó, sólo dijo que el país debe estar unido, no dijo nada específico en contra de nosotros”.

El ex vicepresidente Al Gore,  criticó el sábado la declaración de Trump sobre la violencia en Charlottsville, pidiendo al Presidente que “regrese ante el pueblo” y “vuelva a intentarlo”.

La protesta organizada por grupos supremacistas blancos y neonazis, entre los que había miembros del KKK, se vio alterada cuando
otros manifestantes trataron de impedirla.

Durante los altercados, una mujer de 32 años murió al ser arrollada por un hombre con un coche que embistió a la multitud que se oponía a la marcha. Otras 19 personas resultaron heridas.

El dirigente ultraderechista Richard Spencer y el exlíder del KKK David Duke estuvieron presentes en la marcha. Duke dijo: “Estamos tratando de cumplir con las promesas de Donald Trump”.

La noche del sábado las autoridades acusaron formalmente a James Alex Fields Jr., oriundo de Ohio, como presunto autor del atropello.


El joven enfrenta cargos por asesinato, violencia voluntaria causando lesiones y delito de fuga. Debe presentarse hoy ante un juez.


El alcalde de Charlottesville, Mike Signer, y el asesor de Seguridad Nacional, HR McMaster, calificaron el incidente de “ataque terrorista”.


La policía aún no proporciona un motivo para el incidente, pero fiscales y la Oficina Federal de Investigaciones abrieron una investigación de derechos civiles, dijo un agente del FBI.

COMENTA ESTA NOTA


Todos los derechos reservados. Semanario para "EL INVERSIONISTA" edición Sonora, Boulevard Rodríguez #20, colonia Centro, Hermosillo, Sonora, México. Teléfonos 6622 121649 y 6622 121694. Contacto: contacto@inversionistasonora.com