LO MÁS NUEVO

Amistad con el Presidente no garantiza apoyos: Gándara





Muy realista se vio el candidato de la alianza PRI-PAN-PRD a la gubernatura Ernesto Gándara Camou, en entrevista con un colectivo de féminas comunicadoras, al advertir que la amistad de un gobernante con el Presidente López Obrador no garantiza el flujo de recursos a la entidad.

“Presumir que porque ser amigo de López Obrador a Sonora le va a ir bien, es un engaño”, señaló el afamado Borrego Gándara que promueve una “Sonora Ganadora”.

El abanderado de la Alianza Va por Sonora dejó claro que “un gobernador no está para ser amigo del Presidente para sacar al Estado adelante, sino recordar al poder federal que la ciudadanía es la que decide y exige cumplimiento”.

“No quiero ser un gobernador sumiso ni presumir ser amigo del Presidente; solo ser innovador y disruptivo. Lo mío será defender las causas ciudadanas y exigir a cualquier ente de poder que se atiendan las necesidades y derechos de los sonorenses”, señaló durante la reunión con mujeres periodistas de Sonora.

En el sistema político mexicano es común la entrega de los gobernadores al “Tlatoani” en turno que ocupa la “Silla Presidencial” o tiene “el Poder del Aguila” como lo considera en su libro Manuel Espino Barrientos, porque a mayor cercanía se supone que tendrían mayores apoyos.

Pero en esta Cuarta Transformación, López Obrador resucitó el “Presidencialismo” todopoderoso e inclemente con sus enemigos, y mantiene en el olvido a gobiernos de Morena y con mayor razón a los gobiernos adversarios por revanchismos políticos y también por tener fija su inyección de recursos en el Tren Maya, el aeropuerto Felipe Angeles y la Refinería de Tres Bocas.

Así las cosas, de nada le sirve al candidato de Morena y sus satélites Alfonso Durazo Montaño, presumir de una supuesta amistad con López Obrador que repercutiría en grandes obras para la entidad, porque sería un engaño, por lo que no creo que el gobierno federal reviva el Fondo Minero, el Programa de Guarderías o el Programa de Pueblos Mágicos, o refuerce la lucha contra la inseguridad, como lo promete el bavispense.

Pero en campañas políticas se especializan en tratar de burlar la inteligencia de los ciudadanos, con promesas que no podrán cumplir.

El viejo “Gurú” de la política sonorense, Gilberto Otero Valenzuela, nos recuerda siempre, que la política es como un circo, donde la gente acude a la carpa a ver al mago hacer aparecer un conejo de su sombrero, aun cuando las personas saben que es un engaño o truco “de magia”. Entonces, la cuestión de los “magos” o políticos es innovar en el engaño del truco del conejo para seguir captando la atención de la gente.

Bueno dirán algunos y algunas, un gobernador o gobernadora no está para ser amigo del Presidente de la República, pero cómo ayuda esa amistad o cercanía para tener la puerta abierta en Los Pinos o ahora en Palacio Nacional.

En poco más de dos años de gobierno de López Obrador ha tenido a los mandatarios estatales con una bota en el cuello, con infames recortes presupuestales y cancelación de programas sociales y económicos, repercutiendo que en el caso de Sonora haya cero obras federales que valga la pena mencionar, salvo el Hospital General de Especialidades en Hermosillo, pero tiene inversión estatal y federal. Y párale de contar.

La gobernadora Claudia Pavlovich sin necesidad de romper con López Obrador ni aplicar una “sana distancia”, ha logrado apoyos financieros (por la venta de dos viejos estadios) y en programas sociales, como ratificar el subsidio a las tarifas de CFE en el verano a los consumidores residenciales.

El abanderado de la alianza PRI-PAN-PRD a la gubernatura Ernesto Gándara, advierte que no sería un gobernador sumiso al Presidente, pero conociendo al Borrego tampoco sería un opositor, mucho menos radical, ni se sumaría a bloques de mandatarios opositores al tabasqueño, sino solo implementaría una relación institucional, como debe de ser entre los poderes soberanos.

Pero, al tener López Obrador más del 60 por ciento de aprobación de los sonorenses, es válido que su partido y candidatos tratan de sacar lucro político a la gestión presidencial en la entidad colgándose de su popularidad, como ya lo hicieron en el proceso electoral anterior.

De igual forma, la gobernadora Claudia Pavlovich, representa un innegable plus extra a los candidatos del PRI y sus aliados en este proceso electoral por su buen gobierno, como lo reconoce la organización privada “México Elige” al destacar en su reciente encuesta que la mandataria sonorense ocupa el primer lugar con 78.7 por ciento en el  Ranking de Aprobación por Manejo de Crisis entre gobernadores.

La gobernadora Pavlovich destaca también a nivel nacional al publicar El Financiero una encuesta donde la ubica en el segundo lugar de los únicos cuatro gobernantes aprobados por su labor por la ciudadanía. 

Esos números positivos de la gobernadora Pavlovich en su gobierno, que son reconocidos hasta por López Obrador, echan por tierra cualquier campaña negra de desprestigio y amarran las manos a partidos opositores a su gobierno, aunque no se descarta el juego sucio, como ya se ha visto para tratar de desacreditarla. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)

 

 

COMENTA ESTA NOTA


Todos los derechos reservados. Semanario para "EL INVERSIONISTA" edición Sonora, Boulevard Rodríguez #20, colonia Centro, Hermosillo, Sonora, México. Teléfonos 6622 121649 y 6622 121694. Contacto: contacto@inversionistasonora.com