LO MÁS NUEVO

Efectos políticos de esta crisis





UNA CRISIS CONLLEVA cuatro características de afectación importantes:

1.- La noche del lunes colapsó una estructura en la interestación Olivos de la Línea 12 desplomándose un convoy del Metro, en un accidente que dejó más de 25 muertos, entre ellos menores de edad y poco más de setenta personas heridas.

Aquí le pongo el link de los cinco accidentes graves ocurridos en el metro desde 1975, curioso, los últimos tres han sido de marzo del 2020 para acá: https://bit.ly/33gGrdW 

Las afectaciones primarias son en unas cien personas más un millar de familiares, así como los destrozos físicos que seguirán como recordatorio mientras no se reparen.

Desde ocurridos los hechos se despertarán dos emociones importantes: la zozobra al utilizar el metro y posteriormente impotencia al no ver encarcelados a nadie aún y cuando se haya iniciado una investigación penal. La gente quiere ver resultados rápidos.

Hay que entender un detalle. La noticia para que permee en el sentimiento popular más profundo requiere de un mínimo de cuatro a cinco días, cuando los medios de comunicación informen de las desgarradoras escenas (tanto las ocurridas al momento de los hechos como las exequias (sepultura y misas) y entrevistas a familiares afectados--, y hasta entonces –el próximo fin de semana--, empezará a gestarse un movimiento con el coraje suficiente para pedir castigo a los culpables.

2.- El primero en “ampararse” ante la opinión pública fue Marcelo Ebrad quien se puso a disposición de las autoridades. Cuando fue jefe de gobierno le tocó sortear la crisis generada en la discoteca  New's Divine ocurrida el 20 de junio del 2008, ubicada en la delegación Gustavo A. Madero y que resultó en el fallecimiento de trece jóvenes quienes ante un operativo policial fallido contra la venta de alcohol en menores se presentó brutalidad policiaca que devengó en una estampida humana.

¿Qué hizo Ebrard?, ese mismo día ordenó el encarcelamiento de todos los involucrados, incluyendo al dueño de la discoteca y funcionarios administrativos (claro está, también a los policías del operativo), quienes quedaron libres todos entre dos y tres años después. Hubo protestas al inicio, pero no fueron tantas pues los culpables, quienes hayan sido, recibieron su castigo.

3.- La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ni siquiera ha dado sus condolencias, ni ha mostrado consternación. En su salud lo hallará pues las primeras demostraciones histriónicas son las que cuentan debido al foco de atención que se encuentra en ese evento. Su cara de palo, sin sentimientos no le ayuda. A lo mejor demuestra su congoja en uno o dos días más, pero para entonces será muy tarde para la percepción de los afectados directos e indirectos.

Los demás involucrados en este hecho también se verán afectados de fea manera pues el coraje se dirigirá hacia ellos y a todo aquel que los defienda. La ira no entiende razones de corto plazo.

4.- Repercusiones políticas. -

Cualquier crisis que conlleva fallecimientos y heridos cuenta con tres características:

Primero, la afectación demográfica. No es el mismo sentimiento a kilómetros a la redonda que a miles de kilómetros. El malestar sufre transformaciones, en los más cercanos de coraje y sentimiento de agravio y se va degradando conforme a la lejanía en estupor, tristeza y resignación temprana. El olvido permea de la periferia al centro y el tiempo lo definen los medios de comunicación que cubrirán todos los aspectos hasta pasar, en la lejanía, insisto, a la indiferencia. En el caso de los sonorenses, en diez días más, máximo, será una noticia mascada.

Segundo, en situaciones de crisis hay un algo que bauticé como radiación. Es decir, siempre está latente en el lugar de los hechos y por siempre, pero esta suele ampliarse o volverse a activar sobre todo por la comunicación expresada por parte de los protagonistas principales.

Es inolvidable aquella frase: “Ya me cansé”, del entonces procurador Murillo Karam cuando presentó los resultados y culpables de los 43 jóvenes asesinados en Ayotzinapan y se escuchó por el micrófono luego de su larga presentación de hechos vía conferencia de prensa. Allí se volvió a encender la mecha. La quiso componer, pero no pudo.  https://bit.ly/3umFqN8

¿Y qué me dice de la desafortunada frase por la que es recordado Eduardo Bours dichas 39 días después de la tragedia del ABC: “Duermo como bebé”?  https://bit.ly/3uka4XF Quiso, pero no pudo componerla. El efecto de la radiación estaba en un nivel alto. La falta de cuidado y el escoger las palabras adecuadas, conllevan a cometer errores que no se olvidan.

Amlo pidió en su mañanera que había que esperar las investigaciones, pero queda el resquemor latente de que no dedicó palabras de consuelo a las víctimas y mucho decir que irá a sus velorios.

A menos que el presidente cometa un error en materia de comunicación acercándose la fecha de las elecciones y demuestre insensibilidad, ello pudiera afectar en un porcentaje mínimo la votación en contra de su partido. Me imagino que sus asesores ya se lo dijeron y en consecuencias hablará de otorgarle a los familiares de heridos y fallecidos ciertas canonjías con lo cual buscará jalar agua para su molino. A lo mejor y hasta suelta una lágrima.

¿Qué se pudieran ir contra Mario Delgado, entonces el encargado de finanzas del proyecto del tramo 12 y hoy presidente nacional de Morena?... no creo, pues todo mundo sabe que es el partido del presidente, no de Mario.

Y tercero, las situaciones de crisis sufren de altibajos conforme a su tratamiento por parte del gobierno, en este caso, de tal manera que pudiera ocurrir un pico alto acercándose las elecciones siempre y cuando exista la presión suficiente que no permita que se “duerman” los trágicos hechos ocurridos. 

Tendrá un costo electoral (se abre de manera natural una ventana de oportunidad) que dependerá de quienes se dediquen a alimentar los sentimientos emergidos y propios de esta situación, pues conocido es que en este tipo de acontecimientos suelen pasar meses para que se brinden resultados penales.

Según mis cuentas, se requerirá una afectación severa (un pico) que debe durar entre el 25 de mayo y el seis de junio para que se afecte la elección en grado superlativo y estamos hablando de grandes, grandes y perennes movilizaciones de gente. 

Tienen pues, las autoridades de CDMX y federales 20 días para resolver y jugar con esta situación, bajarle su intensidad y que pase de ser una crisis a una situación manejable y si, una herramienta que suele utilizarse es la desviación del foco de atención –cortinas de humo--, que por lo general son muy costosas y abren frentes que no era necesario abrirlos. 

¿Quién será el mayor beneficiario de todo esto que se avecina?, no hay que ir lejos por la respuesta. 

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de CEO, Consultoría Especializada en Organizaciones…                                                                             

 Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com                                                                                

Twitter: @Archivoconfiden                                                                              

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304            

 

 

COMENTA ESTA NOTA


Todos los derechos reservados. Semanario para "EL INVERSIONISTA" edición Sonora, Boulevard Rodríguez #20, colonia Centro, Hermosillo, Sonora, México. Teléfonos 6622 121649 y 6622 121694. Contacto: contacto@inversionistasonora.com